Agaricus augustus

Píleo de hasta 250 mm de diámetro, primero globoso, hemisférico o incluso tronco-cónico, después convexo y por último plano-convexo a extendido; margen regular, primero incurvado, con resto algodonosos de velo general. Superficie separable, cubierta de amplias escamas marrones, más densa en el disco, de color pardo rojizo o marrón amarillento sobre fondo más claro, se mancha de amarillo a la presión. Láminas libres, apretadas, con numerosas lamélulas;  de color primero blanquecino, blanco grisáceas, rosa grisáceo, después rosadas, por último pardo oscuras. Estípite de hasta 250 x 50 mm, esbelto pero robusto, un poco claviforme, blanquecino,  furfuráceo o con finas escamas que amarillean; anillo amplio, súpero, membranoso, largo tiempo unido al margen del píleo, colgante, blanquecino, con escamas algodonosas en la cara inferior blanquecinas y con el tiempo amarillo ocre. Contexto firme, blanquecino, que amarillea en el píleo y enrojece en la base; olor ligero a anis o un poco a almendras amargas, sobre todo al frotar, sabor dulce. Basidiósporas (a) de 7,o-9,5 x 5,0-6,5 µm / Q = 1,4-1,6; elípticas, marrones. Queilocistidios (b) numerosos, de hasta 35 x 20 µm, claviformes, ampuliformes, piriformes o globosos, multiseptados o simples. Háb.: en otoño en bosques de frondosas y de coníferas en bordes de camino. Distr.: poco común. Buen comestible.

 

VER FICHA COMPLETA
2018-08-10T19:06:05+00:00 10 agosto, 2018|A, Fichas Micológicas|

Deje su comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.