Agaricus benesii

Píleo de hasta 120 mm de diámetro, primero globoso, después convexo y por último plano-convexo o ligeramente deprimido en el disco; superficie separable, mate, finamente escamosa, de color blanco, crema en el centro, se mancha de rojizo a la presión. Láminas bastante apretadas, libres, estrechas, rosa pálido, después rosadas, y por último negruzcas. Estípite de hasta 180 x 50 mm,  cilindráceo, robusto y bulboso, escamoso en su mitad inferior; de color blanco; con anillo súpero, grueso, membranoso, doble;  la parte superior es amplia y algodonosa y la inferior pegada a la primera en forma dentada. Contexto blanco, firme, al corte es rojo sangre en la parte alta del estípite; sabor agradable y  olor poco apreciable. Basidiósporas (a) de 5,0-7,0 x 3,5-5,0 µm / Q = 1,4-1,6; pequeñas, ovaladas, marrones. Basidios hasta 30 x 10 µm Queilocistidios (b) numerosos, de hasta 30 x 15 µm, claviformes, en su mayoría septados. Háb.: en primavera y otoño en prados,  pastizales y en bosques tanto de  coníferas como de frondosas. Distr.: poco común. Buen comestible. Foto: 26/11/2011; Bimón (Cantabria), 850m, en prado. (Autor: José A. Muñoz Sánchez).

 

VER FICHA COMPLETA
2018-03-13T17:14:48+00:00 2 marzo, 2018|A, Fichas Micológicas|

Deje su comentario