Agaricus pampeanus

Píleo hasta 150 mm de diámetro, primero globoso, después plano convexo finalmente aplanado e incluso algo deprimido al centro. Superficie seca, muy escamosa, craquelado en el centro y con grandes escamas triangulares  imbricadas; de color blanquecino, ocráceo al frotar. Láminas apretadas, libres, primero rosa pálido, después rosa más vivo, y marrón negro al final. Estípite de hasta 80 x 30mm, corto, cilíndrico, blanco, liso por encima del anillo y con finos restos floconosos por debajo de este; anillo súpero, grueso, variable, con el borde en general dentado. Contexto firme, blanco, amarillo pálido hacia la base del estípite, algo rosado al frotar en la zona de las láminas; olor y sabor débil o poco apreciable. Basidiósporas (a) de 7,5-10,0 x 5,5-7,5 µm / Q = 1,2-1,5; elipsoidales, marrones. Queilocistidios (b) escasos, de hasta 35 x 20 µm, claviformes, en su mayoría simples. Háb.: en primavera y otoño, formando corros de brujas en prados, pastizales y páramos,  desde el llano a la montaña. Distr.: rara. Comestible. Foto: 18: 10/05/2011; Cerezo de Arriba (Segovia), 1150m, en prado. (Autor: José A. Muñoz Sánchez).

 

VER FICHA COMPLETA
2018-03-13T17:16:02+00:00 14 febrero, 2018|A, Fichas Micológicas|

Deje su comentario