Agaricus porphyrocephalus

Píleo  de hasta 70 mm, globoso a plano convexo, margen truncado, centro un poco deprimido. Superficie primero cubierta de fibrillas radiales y después con escamas concéntricas de color púrpura-rojizo a pardo-rojizo, las escamas pueden ser más amplias y triangulares con el fondo más claro, margen excedente. Láminas libres, apretadas, primero de color rosa pálido, pronto de rosa vivo a marrón oscuro. Estípite de hasta 50×25 mm, cilíndrico o un poco claviforme; blanco y liso por encima del anillo, por debajo es fibrilloso y hacia la base con una o dos bandas delgadas del color del píleo; anillo súpero, simple, blanco, delgado y fugaz en la madurez, estriado en la cara superior. Contexto firme, blanco, rosado en la parte superior del estípite, olor y sabor poco apreciable. Basidiósporas (a) de 5,5-8,0 x 3,5-5,5 µm / Q = 1,4-1,5; elipsoides, marrones. Queilocistidios (b) escasos, de hasta 40 x 20 µm, claviformes, en su mayoría simples. Háb.: en otoño, en pequeños grupos desde el llano a la montaña, en praderas y claros de bosque. Distr.: muy rara. Foto: 19: 12/10/2003; Valle de Mena (Burgos), 450m, en claro de bosque de Quercus faginea. (Autor: José A. Muñoz Sánchez).

 

VER FICHA COMPLETA
2018-03-13T17:16:06+00:00 11 febrero, 2018|A, Fichas Micológicas|

Deje su comentario