Agaricus xanthodermus

Píleo de hasta 150 mm de diámetro, con una típica forma trapezoidal, hemisférico, después de plano-convexo a extendido, con la zona central algo deprimida. Superficie lisa o rayada radialmente; de color blanco, a veces manchado de grisáceo. Se mancha fuertemente de amarillo al frotamiento. Láminas libres, apretadas, de color gris, gris rosa, que se van oscureciendo con la edad. Estípite de hasta 120×18 mm, esbelto, un poco bulboso, hueco con la edad, blanco, que se mancha de amarillo al frotar; anillo súpero, simple, amplio, blanco. Contexto blanco, olor y sabor desagradable a tinta o yodo,  a veces el olor es muy débil y sólo se percibe al frotar. Basidiósporas (a) de 4,5-6,5 x 3,5-5,5 µm / Q = 1,3-1,4; elipsoidales, marrones. Queilocistidios (b) numerosos, de hasta 35 x 20 µm, claviformes o globosos, en su mayoría simples. Háb.: en otoño en prados y pastos en amplios círculos e hileras. Distr.: muy común. Tóxico, provoca intoxicación gastrointestinal. Foto: 12/05/2011; San Sebastián de los Reyes (Madrid), 600m, claro de bosque de  Quercus ilex. (Autor: José A. Muñoz Sánchez).

 

VER FICHA COMPLETA
2018-03-15T19:29:43+00:00 14 febrero, 2018|A, Fichas Micológicas|

Deje su comentario