Agrocybe praecox

Píleo hasta 100 mm de diámetro, primero hemisférico, pronto de plano convexo a aplanado. Superficie lisa, lubrificada y brillante en tiempo húmedo, mate en tiempo seco, en algunos casos un poco abollada; ocasionalomente con restos de velo general en el margen; de color pardo marrón, beige ocráceo, finalmente ocre claro o beige blanquecino en tiempo seco.  Láminas apretadas, adnatas, con numerosas lamélulas; de color primero beige blanquecino, gris beige, finalmente ocráceas. Estípite de hasta 120 x 1,5 mm, cilíndrico o irregular, un poco engrosado hacia la base, hueco en la madurez, base con numerosos cordones miceliares blancos;  de color blanquecino a crema blanquecino; anillo membranoso, frágil, amenudo fugaz, estriado en la parte superior, blanquecino. Contexto frágil, blanquecino en el píleo, ocráceo en el pie, sabor un poco amargo, olor fuertemente harinoso. Basidiósporas (a) de 8,0-10,5 x5,0-6,5 µm / Q = 1,4-1,7; elípticas, con paredes gruesas, con poro germinativo de hasta x2 µm. Queilocistidios (b) de 35-60 x 20-30 µm, numerosos, clavifortmes o utriformes. Pileipellis con elementos celulosos. Háb.: en primavera, en bosques y claros, en la hierba o sobre restos vegetales en descomposición. Distr.: frecuente. Foto: 04/04/2012; San Vicente, Barakaldo (Bizkaia), 40m, en un parque, sobre restos vegetales en descomposición. (Autor: José A. Muñoz Sánchez).

 

VER FICHA COMPLETA
2018-03-13T17:16:18+00:00 27 diciembre, 2017|A, Fichas Micológicas|

Deje su comentario