Chrysomphalina chrysophylla

Píleo de hasta 40 mm de diámetro, plano convexo, después extendido y ligeramente umbilicado. Superficie un poco escamosa o fibrillosa; de color pardo anaranjado, marrón beige, amarillo marrón, en general, más claro en tiempo seco. Láminas decurrentes, algo gruesas, espaciadas, de color amarillo naranja vivo. Estípite de hasta 40 x 6 mm, delgado, cilíndrico, de color amarillo-naranja más pálido que las láminas. Contexto delgado, amarillo, sin olor ni sabor particular. Basidiósporas de 11,5-15,5 x 5,5-7 μm / Q = 1,7-2,2; elipsoidales a subcilíndricas, lisas, hialinas, no amiloides. Basidios de 55 x 7 μm, claviformes, delgados, tetraspóricos, sin fíbulas. Pileipellis formada por hifas trichodermicas más o menos entremezcladas o subparalelas, hasta x10 μm, sin fíbulas, con pigmento intracelular ocre marrón. Hab.: verano y otoño, especie montana, sobre madera muy descompuesta de coníferas (Abies, Picea). Distr.: Muy raro. Foto: 27/09/2014; San Nicolás de Bujaruelo (Huesca), 1650m, sobre madera muy descompuesta de Abies alba. BAR0214092704. (Autor: José A. Muñoz).

VER FICHA COMPLETA
2018-03-13T17:21:21+00:00 25 septiembre, 2017|C, Fichas Micológicas|

Deje su comentario