Coprinellus domesticus

Píleo de hasta 25 x 20 mm mientras que el margen se mantiene  más o menos cerca del estípite, cuando se extiende,  llega hasta 40mm, primero globoso a ovoide a cónico convexo y finalmente extendido;  estriado por la huella de las láminas en la pileipellis; de color  ocre claro, ocráceo, ocre amarillento; cubierto de restos de velo disgregados, en forma de finos gránulos separables. Láminas de adnatas a libres, medianamente apretadas, primero blanquecinas, después pardo chocolate y finalmente negruzcas. Estípite de hasta 80 x 8 mm, un poco bulboso, pruinoso en toda su superficie, blanquecino. Basidiósporas de 6,0 – 9,0 x 3,5 – 5,0 µm / Q = 1,4-1,8; subcilíndricas o elipsoides, con la base cónica o truncada, con poro germinativo central; de color pardo-marrón oscuro. Queilocistidios de hasta 100 x 50 µm, subglobosos, ovoides o utriformes. Pleurocistidios de hasta 120 x 70 µm, subglobosos, ovoides o utriformes. Caulocistidios de hasta 120 x 30 x 15 µm,  lageniformes, con el cuello muy alargado. Pileipellis himeniforme de hasta x 20 µm. Elementos del velo  de hasta 80 x 30 µm, formado por cadenas de células globosas, fusiformes, elipsoides, con paredes delgadas y algunas gruesas, con finas incrustaciones, marrones, juntas sin fíbulas. Háb.: de primavera a otoño, sobre restos leñosos y ramas caídas de frondosas. Distr.: poco común. Foto: 20/04/2016; Milagros (Burgos), 840m, sobre madera muerta de Populus canarensis.

VER FICHA COMPLETA
2018-03-13T17:34:21+00:00 2 octubre, 2017|C, Fichas Micológicas|

Deje su comentario