Cortinarius aleuriosmus

Píleo de hasta 120 mm de diámetro, primero hemisférico, después convexo y por último plano convexo; margen regular, enrollado, un poco excedente. Superficie piléica separable, viscosa en tiempo húmedo, seca y mate en tiempo seco; de color de color blanco o ligeramente rosado. Láminas apretadas, adnatas, primero blanquecinas, ocre arcilla en la madurez. Estípite hasta 80 x 30 mm, corto, robusto, con un amplio bulbo marginado en la base de hasta 45 mm, blanco o blanquecino, con cortina abundante, primero blanca, después pardo herrumbre. Contexto firme, compacto, con olor característico a harina, sabor un poco amarescente. Basidiósporas de 10,5–12,5  x 6,0–7,0 µm / Q = 1,6 – 1,8; amigdaliformes a citriformes, con gruesas verrugas, apícula obtusa. Pileipellis formada por una trichoderma de hifas entremezcladas, gelificadas, artículos terminales cilindráceos, de calibre x 5 µm, finamente incrustadas, juntas con fíbulas. Háb.: verano y otoño, en bosques de frondosas, en suelos calcáreos, principalmente bajo Quercus sp. Distr.: poco común.  Foto inf.: 28/10/2002; Igries (Huesca), 600m, bajo Quercus ilex. Foto sup.: 09/11/2013; Santa Cruz de Campezo (Araba), 650m, bajo Quercus ilex.

VER FICHA COMPLETA
2018-03-13T17:34:21+00:00 1 octubre, 2017|C, Fichas Micológicas|

Deje su comentario