Cortinarius delibutus

Píleo de hasta 80 mm de diámetro, primero globoso, después convexo campanulado, finalmente extendido, margen regular, un poco sinuoso, incurvado. Superficie piléica separable, muy viscosa, amarescente, brillante, tenaz, de color amarillo dorado, amarillo pálido o amarillo-oliváceo. Láminas poco apretadas, desiguales, con numerosas lamélulas, anchas, escotado-adnatas, a veces un poco uncinadas, arista delgada, un poco erosionada o aserrada, blanquecina, de color azul violáceo a gris azulado. Estípite hasta 100×12 mm, más o menos claviforme, curvado, lleno, seco, fibrilloso, de color blanco, a menudo violáceo, adornado de bandas atigradas, transversales de color amarillo dorado, cortina viscosa, poco abundante y fugaz, viscosa. Contexto espeso, firme, crema, amarillo dorado en el píleo, con olor rabanoide y sabor amarescente. Basidiósporas (a) de 6,5-9,0 x 6,5-7,5 µm / Q = 1,1-1,4, redondeadas a elipsoidales, apiculadas, con verrugas pequeñas y libres, amarillo leonado claro con KOH al 2%. Esporada marrón ferruginoso. Pileipellis filamentosa, gelificada, con hifas de hasta x5 µm, cilíndricas, septadas, fibuladas, con pigmento amarillo. Háb.: en verano y otoño en bosques de frondosas y de coníferas, en suelos calcáreos y ácidos. Distr.: poco común. Foto: 22/10/2016, Ubidea (Bizkaia), 750m, bajo Picea abies.  BAR2016102203. (Autor: José A. Muñoz Sánchez).

 

VER FICHA COMPLETA
2018-06-13T19:16:45+00:00 13 junio, 2018|C, Fichas Micológicas|

Deje su comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.