Cortinarius olearioides

Píleo de hasta 80 mm de diámetro, primero hemisférico, convexo, por último, plano convexo o plano, margen enrollado. Superficie piléica separable, viscosa y brillante en tiempo húmedo, seca y mate en tiempo seco, de color naranja ocre, amarillo o amarillo cromo hacia el margen. Láminas apretadas, regulares, escotadas, amarillo vivo, ocráceas en la madurez. Estípite hasta 70×20 mm, regular, cilíndrico, fibrilloso, amarillo claro, con bulbo marginado turbinado con reborde redondeado y marrón, hasta 30 mm de ancho, cortina abundante, amarillenta, marrón herrumbre en la madurez. Contexto firme, blanquecino-amarillento, amarillo vivo en el estípite, en el bulbo amarillo cromo, sin olor ni sabor particular. Reacciones químicas: KOH, rojo-sangre castaño en la pileipellis, rojo en el píleo. NH3 rosa carmín en contexto y pileipellis. Basidiósporas (a) de 9,0–11,5 x 5,0–6,0 µm / Q = 1,7–2,0, de amigdaliformes, moderadamente verrugosas. Pileipellis filamentosa, no gelificada, hifas entremezcladas, juntas con fíbulas, hasta x6 µm. Háb.: en verano y otoño, bajo frondosas (Quercus sp.), en suelos neutros o un poco ácidos. Distr.: poco frecuente. Foto: 18/10/2014, Santa Marina (La Rioja), 950m, con Quercus pyrenaica. BAR2014101842. (Autor: José A. Muñoz Sánchez).

 

VER FICHA COMPLETA
2018-05-14T17:25:55+00:00 14 mayo, 2018|C, Fichas Micológicas|

Deje su comentario