CULTURA MICOLÓGICA 2018-03-14T14:16:53+00:00

Cultura Micológica

EXPOSICIONES Y ACTIVIDADES SOBRE MICOLOGÍA

Inicio · Cultura Micológica

Lunes
micológicos

Toma contacto con nuestra asociación y con el asesoramiento que realizamos a los aficionados

SABER MÁS

Salidas formativas

Salidas al campo para conocer y comprender a estos seres en su medio natural

SABER MÁS

Exposición Micológica

Se celebra de forma ininterrumpida desde 1975, año de la fundación de nuestra Sociedad

SABER MÁS

Hongos y Biodiversidad

“Se puede afirmar que los hongos han poblado de forma eficaz la mayoría de hábitats y biotopos terrestres”

SABER MÁS

Cursos de Micología

Están basados en la Micología Taxonómica, y su objetivo es orientar, iniciar y/o profundizar en la taxonomía de hongos

SABER MÁS

Micogastronomía

 

No cabe duda, que uno de los motivos que mueve a miles de aficionados a salir al campo a recoger setas, no es otro que poder degustarlas

SABER MÁS

Lunes micológicos

Los lunes micológicos, son un servicio voluntario y gratuito de la SOCIEDAD MICOLOGICA BARAKALDO a l@s aficionados a la Micología en general.

No es un servicio oficial que dependa de ninguna institución pública, ya que las personas responsables de dicho servicio, están empleando su tiempo de una forma altruista, llevadas de su pasión por la Micología.

Es una buena oportunidad para tomar contacto con nuestra asociación y con el asesoramiento que realizamos a tod@s aficionados que se acercan con setas a nuestro local para su identificación.

Se trata de una reunión en la que se comparten las recolectas realizadas durante el fin de semana y se intenta, gracias a una puesta en común de descripciones y conocimientos, alcanzar la correcta identificación de los ejemplares recogidos.

VER CONDICIONES

Salidas formativas al campo

El principal objetivo de esta actividad es conocer a estos seres en su medio natural, comprender como interactúan con el resto de los seres vivos y entender los factores que influyen en su fructificación.

Pero también sensibilizar de su papel vital en la naturaleza y de que deben ser respetados.

Fomentamos una recolecta responsable en todas sus vertientes (para su consumo, para las exposiciones didácticas, para su estudio, etc..).

Se programan varios encuentros o quedadas a lo largo del año que se irán publicando en nuestro Blog.

La idea es realizar un recorrido por una zona que reúna unas condiciones idóneas para el crecimiento de las setas: bosques, prados, etc. Este recorrido se hará en compañía de monitores que irán mostrando las diferentes técnicas para encontrarlas, así como las claves para su correcta identificación.

Al final de la jornada se pondrán en común todos los ejemplares recogidos y se procederá a intentar su clasificación con los medios que tengamos disponibles.

La salida más importante es la que se realiza para la exposición micológica, la cual forma parte de la Semana Micológica que se celebra anualmente. En este caso la clasificación se realiza en los locales de la Sociedad y los ejemplares recogidos formarán parte de dicha exposición

Exposición Micológica de Barakaldo

Es quizás el buque insignia de las actividades que realizamos, dentro de nuestro compromiso con la difusión de la cultura micológica, y una de las que más solera tiene.

Se celebra de forma ininterrumpida desde 1975, año de la fundación de nuestra Sociedad.

A lo largo de estos años ha ido sufriendo cambios en su concepto y filosofía. Las primeras exposiciones contaban con la colaboración de otras sociedades micológicas, siendo las primeras la Peña Santa Cruz de Galdácano, Barrengorri de Galdácano y Sociedad Micológica de Basauri. Después se fueron incorporando otras sociedades como las de Portugalete, Llodio, Mungia, Aranguren, Zapalketa Perretxiko Elkartea de Guernika, Hartzabal de Etxarri Aranaz, etc.

El objetivo de estas exposiciones era mostrar el mayor número de especies y ejemplares posibles, por lo que eran multitudinarias en cuanto a participantes y aficionados. Se llegaron a mostrar en alguna de ellas hasta 800 especies diferentes de hongos.

Tenían un componente altamente competitivo, ya que se organizaban bajo la modalidad de concurso, donde se premiaban el mayor número de especies, mejores lotes, etc.

Un aspecto fundamental para el desarrollo de estos concursos era el jurado que valoraba la exactitud de la clasificación de las especies presentadas por cada sociedad. Lo formaban nombres ilustres de la Micología Vasca de aquellos años como Lotina, el “Ruso”, etc.

Este tipo de exposiciones se celebraban en muchos pueblos de Vizcaya. Era una tradición que cada fin de semana del otoño, las sociedades micológicas “peregrinaran” de pueblo en pueblo participando en ellas. Esto propició un incremento sustancial de la afición de las setas en una comunidad ya de por sí muy micofila,lo cual también explica la pasión que hoy día existe por estos increíbles organismos.

También había un concurso de micogastronomía, acompañado de degustaciones de platos de setas para los aficionados. Hasta se llegaron a incluir otras actividades culturales, como alardes de danzas vascas, lo cual hacía de la exposición todo un acontecimiento en el pueblo con una alta repercusión en los medios informativos locales y provinciales.

En nuestros días, comprometidos con la conservación y respecto al medio ambiente, hemos reducido de forma drástica tanto la cantidad de especies como el número de ejemplares, eliminando el aspecto competitivo de la exposición y asumiendo en solitario la organización de la misma.

Ahora damos más protagonismo a la información que aportamos a los aficionados, bien sea de viva voz a través de los socios que colaboran en el evento, como por las fichas descriptivas y murales explicativos relativos al modo de vida de los hongos, su ecología, su modo de reproducción, etc., que incorporamos a la exposición.

VER EXPOSICIONES

Los Hongos y Biodiversidad

 “Se puede afirmar que los hongos han poblado de forma eficaz la mayoría de hábitats y biotopos terrestres, contribuyendo ampliamente a la  biodiversidad terrestre”

Biodiversidad (neologismo de inglés Biodiversity, a su vez del griego βιο-, vida, y del latín diversĭtas, -ātis, variedad), también llamada diversidad biológica, es, según el Convenio Internacional sobre la Diversidad Biológica, el término por el que se hace referencia a la amplia variedad de seres vivos sobre la Tierra y los patrones naturales que la conforman, resultado de miles de millones de años de evolución según procesos naturales y también de la influencia creciente de las actividades del ser humano.

La biodiversidad comprende igualmente la variedad de ecosistemas y las diferencias genéticas dentro de cada especie, que permiten la combinación de múltiples formas de vida, cuyas mutuas interacciones entre si y con el resto del entorno, fundamentan el sustento de la vida sobre el planeta.

La Cumbre de la Tierra celebrada por Naciones Unidas en Río de Janeiro en 1992 reconoció la necesidad mundial de conciliar la preservación futura de la biodiversidad con el progreso humano, según criterios de sostenibilidad o sustentabilidad promulgados en el Convenio internacional sobre la Diversidad Biológica que fue aprobado en Nairobi el 22 de mayo de 1972, fecha posteriormente declarada por la Asamblea General de la ONU como Día Internacional de la Biodiversidad. Con esta misma intención, el año 2010 fue declarado Año Internacional de la Diversidad Biológica por la 61ª sesión de la Asamblea General de las Naciones Unidas en 2006.

Los hongos, junto con las bacterias, son los principales descomponedores de la biosfera. Ellos liberan anhídrido carbónico a la atmósfera y devuelven al suelo compuestos nitrogenados, así como sustancias minerales que serán utilizadas por las plantas vasculares y, a su vez, por  los animales que se nutren de ellas. Por tanto, los hacen indispensables en los ecosistemas terrestres. También su actividad como hongos parásitos y como agentes selectores, tiene una gran importancia, aunque en algunos casos son capaces de provocan plagas devastadoras para algunas especies de plantas, como la tiña del castaño, producida por el hongo Phytophthora cinnamomi, que ataca a la raíz del árbol, o la Grafiosis del olmo provocada por el hongo Graphium ulmi, que es introducido en la madera del árbol por un pequeño insecto (Scolytus scolytus). Ambos han diezmado las poblaciones de estos árboles en Europa. De vital importancia son también los hongos simbiontes que establecen asociaciones beneficiosas para ambos organismos.

Los Hongos son el segundo mayor grupo de seres vivos de la Tierra, después de los insectos

El número especies de hongos existentes en la tierra se estima en 1,5 millones, por lo que su diversidad es enorme y dada su importancia, variedad y cantidad de especies, obliga a que sean incluidos en todos aquellos proyectos de Biodiversidad y conservación que se pongan en marcha. Actualmente y para Europa, se estiman unas 75.000 especies de Hongos, 15.000 de las cuales son hongos superiores. Teniendo en cuenta que el número de plantas vasculares es aproximadamente de 12.500, unas 1173 especies de musgos, unas 8.470 especies de mariposas, unas 524 especies de aves y unas 226 especies de mamíferos (SENN-IRLET, et al., 2007), nos damos cuenta de la importancia que tienen los hongos en nuestros ecosistemas. MARTIN (1951), calculó el número de hongos que hay en la tierra, basándose en el mismo número de plantas fanerógamas, y en  que cada planta está parasitada al menos por un hongo, estimando que había unos 250.000 hongos. HAWKSWORTH (1991) por su parte, estimó que puede haber 1,5 millones de hongos en todo el mundo, es decir, solo se conocen el 4,5% de los hongos que viven en nuestro planeta, muchos de los cuales se extinguirán sin ser descubiertos para la ciencia. Para la estimación mundial de hongos, se ha establecido una relación de 6:1, entre las especies de hongos y plantas. Esta relación se basa en estudios realizados en las Islas Británicas, un área que fue muestreada casi por completo. Es complejo y difícil tratar de cuantificar la riqueza mundial de especies de hongos, teniendo en cuenta la dificultad que existe al comparar los bosques europeos con los bosques tropicales (solo el 4% de los taxónomos se encuentran en la zona neotropical), donde posiblemente el grado de endemismo de las especies de cada región no sea fácilmente comparable. Sirva como ejemplo que en los bosques tropicales tienen una mayor diversidad arbórea, con una menor densidad de cada especie de árbol por hectárea, en contraposición con los bosques templados que tienden a tener una densidad por hectárea mucho más alta. Obviamente el comportamiento de los hongos en cada tipo de bosque puede ser muy diferente (LODGE, 2001). Prueba de este comportamiento, es que  algunos Hongos parásitos (Armillaria, Ganoderma y Fomes) que viven en los bosques tropicales, han devastado grandes plantaciones de té, hule y cacao (CASTELLO et al. 1995).

Es evidente que, al margen de las cifras de hongos que existen, conocemos muy poco sobre este vasto Reino Fungi, pero la pregunta es: ¿Dónde se encuentran el resto de los hongos que siguen sin ser descubiertos para ciencia? Para HAWSKSWORTH & ROSSMAN (1997) estos hongos están fundamentalmente en los bosques tropicales, en hábitats poco explorados (Hongos hipogeos, Hongos liquénicos, hongos asociados con insectos, entre otros).

No podemos olvidar que los hongos, al estar presentes en todo el planeta, de una forma u otra, tienen un impacto económico en el ser humano, que en unos casos tiene un valor beneficioso y en otros muchos supone cuantiosas pérdidas económicas o de salud para el mismo:

Beneficios para el hombre

  • Usos en medicina

Antibióticos, Reducción de la tasa de colesterol, ciertos tratamientos antitumorales, entre otros usos.

  • Reciclado de materia orgánica por hongos saprófitos.
  • Hongos micorrizógenos

El 90% de las plantas tienen asociaciones con hongos. Sus beneficios hacen que hoy en día sean ampliamente utilizados en plantaciones forestales, a parte del gran valor que tienen para el mantenimiento de los ecosistemas.

 

 

  • Hongos comestibles

Las posibilidades son enormes como alimento de elevado contenido proteínico, tanto como recurso forestal no maderable para la sostenibilidad de nuestros bosques (aprovechamiento micológico), como cultivos de especies saprófitas que generan una importante industria alimentaria a su alrededor.

  • Uso en el control de plagas de insectos, nematodos y otros hongos patógenos.
  • Producción de alimentos y procesos (queso, pan…)

 

Perjuicios para el hombre

 

  • Enfermedades en humanos y animales
  • Esporas de hongos que provocan reacciones alérgicas
  • Hongos patógenos de plantas
  • Hongos que causan el deterioro de los alimentos
  • Hongos que producen sustancias tóxicas

 

Un Reino en Peligro

 

“Debido a la destrucción de los ecosistemas numerosas especies de hongos nunca serán descritos”

Los hongos, como el resto de seres vivos, no son ajenos a los graves e irrecuperables daños que sufren nuestro medio ambiente y nuestra rica biodiversidad. Es por ello que debe ser una prioridad para el ser humano, la utilización y conservación de esta Biodiversidad, de una forma adecuada y sobre todo sostenible. Los hongos, ocupan el segundo lugar, después de los insectos, en número de especies, pero a pesar de ello, no han sido suficientemente tomados en consideración en los trabajos de Biodiversidad, por lo que debe ser prioritaria la inclusión de estos organismos en aquellos programas sobre esta disciplina que se pongan en marcha. Su papel en el medio ambiente (como descomponedores de la materia orgánica, estableciendo asociaciones parasitarias o simbióticas con muchos organismos) es vital y crítico para la sostenibilidad de los biotopos.

Actualmente se calcula que, en los próximos 25 años se perderán unos 100.000 Km2 de bosques tropicales anualmente, lo que significa que más de 350.000 especies de hongos se habrán extinguido (GUZMAN, 1995). Existe en Europa una larga lista de hongos en peligro de extinción, basada, en muchos casos, en la abundancia o rareza de ciertas especies, ya que los datos sobre su distribución o populación son muy escasos. Es evidente que los estudios sobre ecología y diversidad de hongos son exiguos, aunque es cierto también, que en los últimos quince años, gracias a la aportación de la biología molecular, los avances han sido espectaculares y permitirán grandes avances en el conocimiento de  la Biodiversidad de los hongos en nuestro planeta.

En los últimos años se está empezando a despertar una conciencia clara de la necesidad de protección de los hongos, tanto por la importancia que tienen en los ecosistemas terrestres (son una parte imprescindible de ellos) como por qué estos organismos, como el resto, son sensibles a los profundos cambios que se producen en el medio ambiente y que, por tanto, también están seriamente amenazados. LIZON (1993), considera que al menos 650 especies hongos superiores están extinguidos o desaparecidos en Europa. Lo cierto es que históricamente no han estado muy considerados en los programas de conservación. Por ejemplo, en 1987 ICONA publicó el Libro Rojo de las Plantas de la Península y Baleares, donde no se incluía ningún hongo. Hay varias razones por las que probablemente los hongos no han sido considerados, hasta hace muy poco, dignos de protección:

– No ha sido suficientemente estudiada su importancia y su valor, desde el punto de vista ecológico

– La cantidad de hongos es considerable, muy superior al de plantas en cualquier biotopo, la proporción estimada es de 6:1 (MARTIN, 1951).

–  Su presencia se limita a sus fructificaciones, que son efímeras y de aparición irregular, por lo que no hay establecidos (es muy difícil) procedimientos para medir la proliferación o disminución de su parte vegetativa (inmersa en el sustrato del que se alimenta). Los inventarios que pueden permitir un mejor conocimiento, son técnicamente difíciles de implementar y necesitan muchos años para conseguir resultados medibles de los que extraer conclusiones.

 

En la actualidad, existen distintas iniciativas y diferentes organismos que trabajan en la protección de los hongos desde un punto de vista legal, como por ejemplo : Lista Roja de Hongos (26 países europeos), Lista de Hongos protegidos por la Ley (Polonia), Comité para los hongos del IUCN (Internacional Union for the Conservation of Nature)  Species Survival Comisión. El European Council for Conservation of Fungi (ECCF) se creó para conseguir que los hongos también sean considerados en todos aquellos programas de conservación europeos (SALCEDO; 2006). En Italia, en 1993 se elabora una lista roja de especies en peligro que recoge 23 especies. En 2003 se presenta un documento de 33 especies de hongos para incluir en la Convención de Berna y que es remitida al Consejo de Europa. En nuestra península, en 2007, se presenta la primera Lista Roja Hispano-Lusa, que recoge 67 especies que deben ser protegidas.

Es vital que, en los próximos años, se mantengan los esfuerzos continuos para que la enorme y a la vez vital Biodiversidad de los hongos a lo largo del planeta, sea debidamente protegida y conservada.  Lo cierto es que si se protegen adecuadamente los distintos ecosistemas y biotopos, se protege de forma intrínseca a los hongos. Las Razones son muchas, pero quizás las más importantes sean:

  • El rol que ocupan en los distintos biotopos:
    • Los hongos parásitos y su papel en el mantenimiento de los ecosistemas al eliminar individuos enfermos o dañados
    • Los hongos saprófitos y su misión recicladora de la materia orgánica.
    • Los Hongos micorrizógenos y su vital asociación con plantas
  • Los efectos beneficiosos de los hongos en la actividad humana, en la industria farmacéutica, agricultura, en la alimentación, biotecnología y en la vida de los bosques.

Cursos de Micología

Son parte de las actividades que, periódicamente, se programan en nuestra asociación.

El objetivo estos cursos es abordar diversos aspectos relacionados con la taxonomía de las setas, su recogida y clasificación. Como ejemplo, tenemos intención de impartir cursos y talleres como los siguientes:

  • Conocimiento y manejo del laboratorio micológico
  • Conocimiento y manejo de los reactivos químicos empleados en la clasificación de hongos
  • Conocimiento y manejo de la bibliografía necesaria para la clasificación de hongos: monografías, taxonomía y claves, iconografías, etc.
  • Ecología de hongos: guía para reconocer los lugares idóneos para la recogida de setas
  • Cursos específicos de géneros, familias, órdenes, etc.
  • Cursos de toxicología micológica

Algunos tendrán un componente teórico y otro práctico y otros tendrán formato de  guías o manuales. Cuando estén disponibles, se anunciarán en nuestro blog para aquellos socios que quieran apuntarse. Las plazas serán limitados y se impartirán en los locales de la asociación por monitores expertos.

Micogastronomía

VER RECETAS

No cabe duda, que uno de los motivos que mueve a miles de aficionados a salir al campo a recoger setas, no es otro que poder degustarlas.

Si hace treinta tantos años era difícil encontrar libros de micología, más difícil (por no decir que imposible), era encontrar libros dedicados a la gastronomía de las setas. Así pues, en la cocina tradicional las posibilidades de las setas se reducían a media docena de recetas.

Además, de entre unas 50 especies que se pueden considerar adecuadas, no sólo por su ausencia de toxicidad sino por su aroma, sabor, consistencia, etc., llegaba a ser aburrido consumirlas siempre del mismo modo.

En este escenario, nuestro Presidente Honorifico y fundador de la Sociedad Micológica Barakaldo (José A. Muñoz Vivas), sintió la necesidad de avanzar en el uso de las setas en la cocina. Fruto de su afición, imaginación desbordante y una metodología orientada a la búsqueda del mejor aprovechamiento de cada especie comestible, fueron algunas de las recetas más memorables de aquellos incipientes tiempos (Angulas de Monte, Callos del bosque, Mayonesa de setas.

 

Como punto de partida en esta línea de trabajo, José Antonio, empezó con los Concursos Gastronómicos de setas (Tolosa, Galdakao, Gernika, …), un primer escalón en la llamada “Micogastronomía”. En estos concursos se ponían a prueba las dotes culinarias de los concursantes, su imaginación y su conocimiento de las setas (lugar de aparición, textura y posibilidades). Por otra parte, era necesario plantearse las posibles formas de conservarlas, dada la alternancia de temporadas de asombrosa abundancia, seguidas de otras de total ausencia. Evidentemente, esto no podía hacerse sin una sólida base micológica y otra culinaria.

A partir de aquí, llegaron cuatro publicaciones casi consecutivas de Gastronomía de las setas (ver publicaciones), con recetas, métodos de conserva, como tratarlas y como obtener el mejor rendimiento. Durante los siguientes años, siguieron Charlas Formativas en Escuelas de Hostelería (Barcelona, Bilbao, Puebla – México, etc.…), Jornadas Gastronómicas en muchos Restaurantes de renombre en Madrid, Galicia, País Vasco, Asturias, Aragón, Cataluña, Andalucía y México.

CONTACTA CON NOSOTROS

Atendemos todas tus dudas

micologica@micologica-barakaldo.org

IR A CONTACTO