Flammulaster carpophilus

Píleo de hasta 20 mm de diámetro, primero convexo o plano convexo, finalmente extendido y ligeramente umbonado, margen agudo, ligeramente estriado por transparencia, más o menos floconoso. Superficie piléica granulosa, mate, de color variable, en general claro, crema o crema blanquecino, un poco más oscuro en el disco. Láminas poco prietas, anchas, adnatas, arista entera, primero blanquecinas, ocres en la madurez. Estípite de hasta 50 x 2 mm, cilíndrico, fistuloso, superficie lisa o poco pruinosa en la parte superior, del color del píleo o más pálido. Contexto escaso, membranoso, blanquecino, sabor poco apreciable, olor herbáceo. Basidiósporas (a) de 7,0-9,2 x 4,5-5,5 µm / Q = 1,4-1,8, romboides o citriformes, estranguladas en un extremo, lisas, gutuladas Esporada ocrácea. Queilocistidios (c) de hasta 45 x 8µm, abundantes, de sublageniformes a cilíndricos o lanceolados, ventrudos hacia la base, terminado en un largo y fino cuello de hasta x 4µm. Basidios (b) de hasta 30 x 8 µm, cilindráceos o lageniformes, tetraspóricos, juntas con fíbulas. Pileipellis himeniforme, con células esféricas, piriformes e incluso cilíndricas, de hasta x30µm, juntas con fíbulas. Háb.: en bosques húmedos de frondosas y de coníferas, en zonas musgosas. Distr.: poco común. Foto: 31/10/2016, Biescas (Huesca), 1200m, sobre restos vegetales diversos, en un bosque mixto de Pinus sylvestris y Populus tremula. BAR2016103157. (Autor: José A. Muñoz Sánchez).

 

VER FICHA COMPLETA
2018-04-14T13:54:15+00:00 14 abril, 2018|F, Fichas Micológicas|

Deje su comentario