Gomphidius glutinosus

Píleo de hasta 120 mm de diámetro, primero hemisférico, después convexo, finalmente algo deprimido, pero claramente umbonado, margen incurvado, finalmente recto, superficie piléica lisa, adherente, recubierta de una capa glutinosa transparente, de color pardo violáceo oscuro, pardo marrón claro en tiempo seco. Láminas espaciadas, desiguales, bifurcadas, decurrentes, de color blanco grisáceo al principio, al final pardo negruzcas, arista obtusa, ennegreciendo con la madurez. Estípite de hasta 80 x 30 mm, cilindráceo, atenuado hacia la base, en la juventud un velo glutinoso se une al píleo, posteriormente con una zona anular sobresaliente que toma un color negruzco en la madurez, de color blanco, manchándose de amarillo naranja desde la base. Contexto espeso, blanquecino, pardo bajo la pileipellis, amarillo naranja en la base, olor poco apreciable, sabor acidulado. Basidiósporas (a) de 17,5-20,0 x 6,0-7,0 µm / Q = 2,8-3,5, fusiformes, lisas, gutuladas, pardo amarillentas en KOH. Esporada pardo negro. Basidios (b) de hasta 55 x 15 µm, tetraspóricos, claviformes. Cistidios (c) de hasta 140 x 18 µm, cilíndricos o un poco fusiformes, con placas gruesas pardo oscuras. Pileipellis formada por una ixocutis, con hifas gelificadas, más o menos entremezcladas, artículos terminales cilindráceos, de calibre x 7 µm, juntas sin fíbulas. Háb.: en verano y otoño, en bosques de coníferas y bosques mixtos, sobre todo con Picea abies, en suelos ácidos. Distr.: poco común.

 

VER FICHA COMPLETA
2019-02-02T22:20:11+00:00 31 enero, 2019|Fichas Micológicas, G|

Deje su comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.