Inocybe cervicolor

Píleo de hasta 50 mm de diámetro, cónico campanulado, después plano convexo, manteniendo un pequeño umbón obtuso, margen agudo y liso. Superficie piléica fibrosa o afieltrada, con escamas en algunos casos gruesas y levantadas especialmente al centro, de color pardo rojizo o pardo marrón. Láminas no muy prietas, ventricosas, sublibres o adnatas, blanquecinas, crema ocre, manchándose progresivamente de marrón rojizo, arista ciliada, blanquecina. Estípite de hasta 80 x 9 mm, alargado, cilindráceo, base débilmente engrosada, superficie finamente estriada o escamosa, con pruina blanquecina en la parte superior, de color ocre rojizo. Contexto poco espeso, blanquecino, marrón pálido, rojizo al corte en el estípite, olor terroso o mohoso, sabor más o menos desagradable. Basidiósporas (a) de 10,0-15,0 x 6,0-8,0 µm / Q = 1,5-2,0; elipsoidales, faseoliformes, lisas, con paredes gruesas, amarillo ocre en KOH al 3%. Queilocistidios (b) de hasta 60 x 20 µm, claviformes, flexuosos, algunos subcapitulados. Caulocistidios similares a los queilocistidios. Pileipellis formado un cutis, con hifas más o menos paralelas, de hasta x10 µm, débilmente incrustadas, juntas con fíbulas.  Háb.: en verano y otoño en bosques de coníferas y de frondosas.  Distr.: poco frecuente.

 

VER FICHA COMPLETA
2019-01-13T18:37:23+00:00 13 enero, 2019|Fichas Micológicas, I|

Deje su comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.