Inocybe griseovelata

Píleo de hasta 40 mm de diámetro, cónico convexo, después convexo a extendido, con un umbón obtuso poco marcado, margen primero involuto, después recto, con restos de velo blanquecino en los ejemplares inmaduros, en algunos casos algo fisurado. Superficie piléica mate, fibrillosa o tomentosa radialmente, de color más o menos uniforme: ocre marrón, marrón rojizo, marrón oscuro. Láminas no muy prietas, anchas, escotadas o uncinadas, de color primero beige claro a ocres, arista dentada o irregular, más clara. Estípite de hasta 50 x 6 mm, alargado, robusto, un poco bulboso, pruinoso en la parte superior y fibrilloso, de color crema ocre, ocre claro rojizo. Contexto poco espeso, blanquecino, olor fúngico o ligeramente espermático, sabor poco apreciable. Basidiósporas (a) de 8,5-11,0 x 5,0-6,0 µm / Q = 1,6-2,0; elipsoidales o un poco subamigdaliformis, con el ápice ojival-subcónico, lisas, con paredes gruesas, amarillo ocre en KOH al 3%. Queilocistidios (b) de hasta 60 x 25 µm, subfusiformes, sublageniformes, metuloides, con paredes espesas, con cuello más o menos alargado. Caulocistidios hasta 70 x 20 µm, subfusiformes, claviformes, cilindráceos, metuloides. Pileipellis formado por un cutis, con hifas de hasta x10 µm, finamente incrustadas, juntas con fíbulas.  Háb.: en verano y otoño en bosques de frondosas y de coníferas. Distr.: poco frecuente.

 

VER FICHA COMPLETA
2018-06-29T20:34:15+00:00 29 junio, 2018|Fichas Micológicas, I|

Deje su comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.