Inocybe rufuloides

Píleo de hasta 40 mm de diámetro, primero cónico o campanulado, después convexo a plano convexo, con un marcado umbón obtuso, margen primero incurvado, después recto, apendiculado con restos blanquecinos de velo sobre todo en los ejemplares jóvenes, después glabro, superficie piléica fibrillosa tomentosa, de color ocráceo rosado o pardo rosado, pardo marrón, pardo negruzco en el disco. Láminas moderadamente anchas, no muy gruesas, adnatas o ventricosas, con lamélulas, de color primero ocre pálido, finalmente ocre marrón, arista más o menos erosionada, más clara. Estípite de hasta 60 x 5 mm, cilíndrico o bulboso hacia la base, superficie pruinosa o floconosa en la parte superior, el resto recubierta de finas fibrillas, de color del píleo. C0ntexto delgado, crema pálida, marrón en el píleo y el córtex del estípite, olor espermático, sabor poco destacable. Basidiósporas (a) de 8,5-12,0 x 5,5-7,0 µm / Q = 1,6-2,0, amigdaliformes, con el ápice ojival. Esporada pardo marrón. Queilocistidios (b) de hasta 80 x 23 µm, diversos, subfusiformes, con paredes espesas de hasta x 3µm, sin cristales en el ápice, con el cuello más o menos alargado. Caulocistidios de hasta 70 x 20 µm, en la parte superior del estípite, similares a los queilocistidios, polimorfos, irregulares. Háb.: en verano y otoño en bosques de coníferas y frondosas, suelos arenosos y neutros, en dunas costeras.  Distr.: poco frecuente. Foto: 05/12/2013, Gorliz (Bizkaia), 15m, bajo Pinus pinaster, en duna fijada. BAR2013120522. (Autor: José A. Muñoz Sánchez).

 

VER FICHA COMPLETA
2018-06-09T19:25:10+00:00 9 junio, 2018|Fichas Micológicas, I|

Deje su comentario