Pluteus leoninus

Píleo de hasta 60 mm de diámetro, primero acampanado, después convexo, finalmente extendido, ligeramente umbonado, margen agudo, un poco estriado en tiempo húmedo, superficie piléica, lisa, mate, con un fino tomento granuloso visible a la lupa, más apreciable en el disco, de color amarillo dorado, amarillo marrón en el centro. Láminas moderadamente apretadas, desiguales, libres, ventrudas, de color blanco crema, finalmente rosadas, arista floconosa, amarillenta hacia la periferia. Estípite de hasta 100 x 10 mm, cilíndrico, ligeramente engrosado hacia la base, lleno, hueco en la madurez, seco, fibrilloso, blanquecino, después amarillo sobre todo hacia base. C0ntexto delgado, frágil, blanquecino, amarillo bajo la pileipellis, olor ligero rabanoide, sabor poco destacable. Basidiósporas (a) de 6,5-8,5 x 4,5-6,5 µm / Q = 1,1-1,4, elipsoidales, lisas, hialinas. Esporada pardo rosada. Queilocistidios (b) de hasta 60 x 15 µm, fusiformes o lageniformes. Pleurocistidios escasos, de hasta 80 x 20 µm, fusiformes o lageniformes, a veces coronados en el ápice. Pileipellis (c) formada por una trichoderma de hifas fusiformes de hasta 300 x 30 µm, con pigmentación amarilla, juntas sin fíbulas. Háb.: en verano y otoño, sobre madera en descomposición de frondosas, más raramente de coníferas.  Distr.: poco frecuente. Foto: 23/09/2017, Ubidea (Bizkaia), 750m, sobre madera muerta de Picea abies. BAR2017092322. (Autor: José A. Muñoz Sánchez).

 

VER FICHA COMPLETA
2018-06-08T17:11:59+00:00 8 junio, 2018|Fichas Micológicas, P|

Deje su comentario