Pluteus petasatus

Píleo de hasta 120 mm de diámetro, primero hemisférico, después convexo, finalmente extendido o ligeramente cóncavo, a menudo con un pequeño umbón, margen agudo, a veces fisurado, superficie piléica brillante y un poco lubrificada en los carpóforos jóvenes, lisa o con finas fibrillas innatas, con fibrillas marrones o pequeñas escamas en el disco, de color blanquecino, gris blanquecino, con el centro ocráceo o marrón pálido. Láminas moderadamente apretadas, desiguales, libres, ventrudas, primero blancas, después gris rosado a rosa o rosa marrón en la madurez, arista entera o floculosa, concolor. Estípite de hasta 150 x 20 mm, cilíndrico, ligeramente engrosado hacia la base, lleno, hueco en la madurez, seco, fibrilloso, con fibrillas innatas hacia la base, de color blanquecino. C0ntexto delgado, frágil, higrófano en el píleo, blanco, olor algo rabanoide, sabor fúngico poco apreciable. Basidiósporas (a) de 5,5-8,5 x 3,5-5,5 µm / Q = 1,3-1,7, elipsoidales u oblongas, lisas, gris rosa vistas en agua. Esporada pardo rosada. Queilocistidios poco abundantes, de hasta 70 x 30 µm, claviformes, utriformes, no pigmentados, con paredes delgadas. Pleurocistidios (b) de hasta 90 x 25 µm, fusiformes a estrechamente cilíndricos, con paredes gruesas., con 2-4 pequeñas protuberancias a modo de gancho. Pileipellis (c) formada por un cutis, con elementos erectos, con los elementos terminales de hasta 120 x 10 µm, con la parte superior obtusa, juntas sin fíbulas. Háb.: en verano y otoño, sobre madera muy degradada de frondosas.  Distr.: poco frecuente.

 

VER FICHA COMPLETA
2018-10-01T18:48:28+00:00 1 octubre, 2018|Fichas Micológicas, P|

Deje su comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.