Inocybe transitoria

Píleo de hasta 40 mm de diámetro, primero cónico o convexo, después plano convexo o algo deprimido, con un marcado umbón central, margen primero involuto, después recto, apendiculado con restos blanquecinos de velo sobre todo en los ejemplares jóvenes, superficie piléica, finamente fibrillosa, más densamente hacia la periferia, de color ocre marrón, más oscuro, en tonos marrón avellana o marrón rojizo, en el disco. Láminas anchas, no muy gruesas, adnatas o uncinadas, con lamélulas, de color primero, gris beige, finalmente ocráceas con tono oliváceo en los carpóforos maduros, arista entera, un poco ciliada. Estípite de hasta 50 x 6 mm, cilíndrico engrosado hacia la base con un bulbo más o menos evidente, recubierto de restos blancos miceliares, superficie finamente fibrillosa, de color similar al píleo. C0ntexto delgado, blanquecino, marrón ocre claro en el estípite, olor débilmente espermático, sabor poco destacable. Basidiósporas (a) de 7,5-10,0 x 5,5-7,0 µm / Q = 1,2-1,5, gibosas, nodulosas, con protuberancias poco marcadas. Esporada pardo marrón. Queilocistidios (b, c) de hasta 60 x 20 µm, diversos, fusiformes, subclavados, subcilíndricos, metuloides, con paredes espesas de hasta x 3µm, con el cuello más o menos alargado. Caulocistidios ausentes, con presencia de pelos articulados, fusiformes, cilindráceos, de hasta x10µm. Háb.: en verano y otoño en bosques de frondosas y de coníferas, en suelos ácidos.  Distr.: poco frecuente.

VER FICHA COMPLETA
2019-09-14T16:20:58+00:00 14 septiembre, 2019|Fichas Micológicas, I|

Deje su comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.