Cortinarius duracinus

Caracteres macroscópicos. Píleo de hasta 80 mm de diámetro, primero convexo, después un poco sub-campanulado, finalmente extendido; margen regular, incurvado, después recto, delgado. Superficie piléica separable, delgada, tenaz, seca, brillante, finamente sedoso y de aspecto glaseado; de color blanco-argenta, sordescente, manchadddo de gris.marrón a la manipulación. Láminas apretadas, desiguales, con numerosas lamelulas, estrechas, escotado adnatas, a veces un poco uncinadas, arista aguda, un poco erosionada, blanquecina; de color café con leche, después ocre canela. Estípite hasta 80×15 mm, cilíndrico, lleno, seco, sedoso y brillante por encima de la cortina, bulboso (hasta 30 mm); en la parte media baja, puede llegar  atener una zona azular más o menos clara y efímera; del color del píleo o más pálido; cortina ligera, blanquecina, fugaz. Contexto espeso, firme, embebido en tiempo húmedo, beige blanquecino; con olor rabanoide y sabor perfumado pero un poco desagradable. Reacciones químicas: KOH, marrón grisáceo en el contexto.

Caracteres microscópicos. Basidiósporas de 8,5-10,5 x 5,0-6,0 µm / Q = 1,5-1,8; amigdaliformes o elipsoides, apiculadas, con verrugas bastante densas, medianas y más o menos confluentes, amarillo leonado claro con KOH al 2%. Esporada marrón ferruginoso. Pileipellis filamentosa, no gelificada, con hifas de hasta x8 µm, cilíndricas, septadas, fibuladas.

Ecología. En verano y otoño, bajo coníferas, sobre todo Picea abies y Abies alba. Distribución. Poco frecuente.

VER FICHA COMPLETA
2020-09-09T23:05:28+00:00 9 septiembre, 2020|C, Fichas Micológicas|

Deje su comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.